top of page

Análisis nuclear de la Síndone de Turín - parte 1ª

Publicamos un nuevo artículo del Dr. Robert Rucker. Presenta una hipótesis sobre la formación de imágenes a partir de la física nuclear.


Robert A. Rucker, MS (nuclear), 24 de julio de 2023, revisado el 28 de octubre de 2023

Revisado por Michael Kowalski, editor, British Society for the Turin Shroud (BSTS) Newsletter

Resumen

La Sábana Santa de Turín contiene imágenes frontales y dorsales a tamaño natural de un hombre que fue crucificado exactamente igual que Jesús según el Nuevo Testamento. Los principales misterios de la Sábana Santa son cómo se formaron las imágenes, por qué el carbono de la Sábana data de 1260-1390 d.C., y por qué la sangre que se habría secado en el cuerpo está ahora en la tela, ya que la sangre seca no se absorbe en el tejido. Siguiendo las pruebas científicas hasta donde conducen, se desarrolló la hipótesis del estallido de radiación colimada verticalmente (VCRB, por sus siglas en inglés) para explicar estos misterios. Según esta hipótesis, un estallido de radiación extremadamente breve procedente del cuerpo incluyó partículas cargadas, probablemente protones, que depositaron su carga en la tela produciendo corrientes eléctricas en las fibras. Esto provocó un calentamiento localizado de las fibras que las decoloró, produciendo las imágenes de un hombre crucificado. Los núcleos de deuterio son los que necesitan menos energía para fisionarse, lo que liberaría protones para formar las imágenes y neutrones que podrían explicar la datación por carbono de la Sábana Santa en 1988, que incluye 1) una fecha media de 1260-1390, 2) un cambio en la fecha de carbono en función de la distancia desde el borde corto de la tela de unos 36 años por cm, 3) el rango y la distribución de las 12 fechas de submuestras, y 4) la datación por carbono del Sudario de Oviedo, que se cree que es el paño de la cara de Jesús, en torno al año 700 dC. Los cálculos informáticos del análisis nuclear indican que estos cuatro resultados pueden explicarse por los neutrones emitidos por el cuerpo. Una pequeña fracción de los neutrones habría sido absorbida en la cantidad traza de N-14 en las fibras que produjo nuevos átomos de C-14 en las fibras por la reacción [N14+neutronC14+protón]. Esto desplazaría la fecha de carbono medida respecto a la fecha real. Si el estallido de radiación fue lo suficientemente breve e intenso, es posible que la sangre del cuerpo pasara a la tela. Esto abre la posibilidad de que la Sábana Santa de Turín sea el auténtico lienzo funerario de Jesucristo. Deberían hacerse todos los esfuerzos posibles para llevar a cabo más pruebas de esta tela única.

1. Introducción

La Sábana Santa es uno de los objetos más misteriosos y potencialmente significativos que posee la humanidad. Hay muchos artículos, libros y páginas web que hablan de ella [1]. La Sábana Santa es un largo trozo de tela de lino que inspiró pinturas, dibujos e imágenes en monedas a partir de los siglos VI y VII en el Imperio Bizantino. Se expuso como lienzo funerario de Jesús en Lirey (Francia) hacia 1355 y se encuentra en Turín (Italia) desde 1578. El aspecto único de la tela es que contiene imágenes a tamaño natural de la parte frontal y dorsal (espalda) de un hombre que fue crucificado exactamente igual que Jesús según el Nuevo Testamento. Basándose en estas imágenes, la antigua tradición ha afirmado durante mucho tiempo que la Sábana Santa de Turín es el lienzo funerario de Jesús. Parece que las pruebas científicas corroboran esta opinión. Los tres misterios principales [2] sobre la Sábana Santa son: 1) cómo se formaron las imágenes, 2) por qué la esquina de la Sábana fue fechada con carbono entre 1260 y 1390 d.C., y 3) por qué la sangre que se habría secado en el cuerpo está ahora en la tela, ya que la sangre seca no empapa la tela. Siguiendo las pruebas científicas hasta donde conducen, se desarrolló la hipótesis del estallido de radiación colimada verticalmente (VCRB) para explicar estos misterios.

El cadáver de Jesús habría sido introducido en la tumba y colocado sobre la mitad de la larga tela utilizada para envolver su cuerpo. El paño que se colocó alrededor de su cabeza después de morir en la cruz se habría retirado y puesto a un lado. La otra mitad del lienzo se colocó sobre la cabeza y se bajó sobre los pies. Es posible que también hubiera tiras de tela en la tumba. Se cree que el paño que cubría la cara o la cabeza de Jesús se encuentra ahora en Oviedo (España), gracias a la documentación que llegó con él. Se trata de un paño de lino de baja calidad de unos 84 por 54 cm, es decir, unas 33 por 21 pulgadas. No contiene ninguna imagen, pero sí sangre con un patrón similar al de la sangre de la Sábana Santa. Se cree que la larga tela de lino que cubrió el cuerpo de Jesús se encuentra actualmente en la catedral de Turín o Torino (Italia). Mide unos 441 cm de largo por 112 cm de ancho (unos 14 pies y 6 pulgadas por 3 pies y 8 pulgadas). Las imágenes de la tela se deben a la decoloración de las fibras de algunos hilos con un color amarillo pajizo o sepia claro.

La Sábana Santa de Turín puede investigarse desde el punto de vista histórico y científico. El libro más reciente en inglés sobre la historia de la Sábana Santa se titula "The Hidden History of the Shroud of Turin" (La historia oculta de la Sábana Santa), de Jack Markwardt.

Jack Markwardt. Su investigación concluye que el lienzo funerario de Jesús fue probablemente trasladado de Jerusalén a Antioquía antes de la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C., y luego a Constantinopla, donde permaneció durante cientos de años. Tras el saqueo de Constantinopla en 1204, el lienzo fue trasladado a Lirey (Francia), donde se presentó como el lienzo funerario de Jesús hacia 1355. Finalmente, fue llevada a Turín en 1578, donde permanece hasta nuestros días.

En 1988, la Sábana Santa fue fechada con carbono entre 1290 y 1390, pero hay muchos indicadores que se discuten más adelante que contradicen este rango de fechas. Así lo confirma el profesor Christopher Ramsey, miembro (como C. R. Bronk) del equipo original que realizó la datación por carbono, cuando dijo (https://c14.arch.ox.ac.uk/shroud.html): "Hay muchas otras pruebas que sugieren a muchos que la Sábana Santa es más antigua de lo que permiten las fechas de radiocarbono, por lo que sin duda es necesario seguir investigando. Es importante que sigamos comprobando la exactitud de las pruebas de radiocarbono originales, como ya estamos haciendo. Es igualmente importante que los expertos evalúen y reinterpreten algunas de las demás pruebas. Sólo así se podrá llegar a una historia coherente de la Sábana Santa que tenga en cuenta y explique toda la información científica e histórica disponible."

2. Pruebas científicas de la Sábana Santa

A menudo se dice que la Sábana Santa es el artefacto antiguo más investigado que existe. Ciertamente, se ha realizado una inmensa cantidad de estudios sobre la Sábana Santa, como indica el número de artículos que se han escrito sobre ella y que están disponibles en www.shroud.com. La investigación sobre la Sábana Santa de Turín comenzó en 1898, cuando Secondo Pia tomó las primeras fotografías de la Sábana. La investigación sobre la Sábana Santa puede dividirse en cuatro periodos. A continuación se resumen estos cuatro periodos y sus conclusiones.

1. 1898 a 1974: Las imágenes estaban formadas por el cuerpo de un crucificado que estaba envuelto en la Sábana Santa. Esto se indica principalmente por la naturaleza de la sangre en la Sábana Santa.

2. 1975 a 1987: Se descubre información en 3D codificada en las imágenes 2D de la Sábana Santa. Esto llevó a la formación del Proyecto de Investigación de la Sábana Santa de Turín (STURP), que fue invitado en 1978 a enviar unos 26 investigadores a Turín para realizar experimentos no destructivos en la Sábana Santa durante un periodo de cinco días, 24 horas al día.

3. 1988 a 2016: En 1988, la Sábana Santa fue fechada con carbono en un intervalo de 1260-1390 d.C., con un 95% de probabilidad de que la fecha real se encuentre dentro de este intervalo. Concluyeron que "Los resultados proporcionan pruebas concluyentes de que el lino de la Sábana Santa es medieval". Esto supuestamente probaba que la Sábana Santa no podía ser el auténtico lienzo funerario de Jesús.

4. 2017 a 2022: Los detalles de las mediciones de datación por carbono de 1988 y el análisis de los datos fueron finalmente publicados por el Museo Británico en 2017. El análisis estadístico de los datos demostró que las muestras eran heterogéneas y, por lo tanto, no necesariamente representativas del resto de la Sábana Santa. Esto indica que la fecha de 1260-1390 d.C. debe ser rechazada, es decir, no se le debe dar credibilidad.

3. Misterio 1: Formación de las imágenes

Para que una hipótesis sobre la formación de las imágenes sea cierta, debe ser coherente con todas las pruebas relacionadas con las imágenes frontales y dorsales de la Sábana Santa. Para que los investigadores acepten la hipótesis como verdadera más allá de toda duda razonable, la hipótesis debe hacer predicciones que sean comprobables y falsables, lo que significa que si la predicción se comprueba y se demuestra que es falsa, se demostrará que la hipótesis es falsa, al menos tal y como está planteada. Si se comprueba que la predicción es cierta, aumentará la credibilidad de la hipótesis. Dependiendo de la naturaleza de las predicciones y de las pruebas, puede ser necesario probar varias predicciones que resulten ser ciertas antes de que una hipótesis sea generalmente aceptada como verdadera más allá de toda duda razonable.

Basándose en los experimentos STURP de 1978 y en análisis posteriores, una hipótesis de formación de imágenes, para ser cierta, debe ser coherente con las 27 pruebas siguientes relacionadas con las imágenes.

1. Según los experimentos realizados en 1978 durante un período de cinco días (120 horas) por unos 26 investigadores asociados al Proyecto de Investigación de la Sábana Santa de Turín (STURP), estas imágenes no tienen pigmento, ni aglutinante para transportar el pigmento, ni aglutinación de fibras o hilos, ni rigidez de la tela, ni grietas a lo largo de las líneas de pliegue, ni pinceladas, ni contorno.

2. STURP concluyó que las imágenes tampoco fueron causadas por una quemadura de un objeto caliente, ningún líquido o por un proceso fotográfico.

3. Existe una suave gradación de decoloración en la Sábana Santa desde los puntos verticalmente más cercanos al cuerpo en relación con los puntos verticalmente más alejados del cuerpo.

4. STURP tampoco detectó productos de descomposición del cuerpo en la tela.

5. Las imágenes están formadas por la decoloración de algunas de las fibras de lino de los hilos de lino.

6. La Sábana Santa contiene imágenes frontales y dorsales (espalda) a tamaño natural de un hombre que fue flagelado y crucificado exactamente como Jesús fue flagelado y crucificado según el Nuevo Testamento.

7. La imagen del rostro tiene una anchura normal para un rostro humano.

8. La imagen frontal es una proyección vertical hacia arriba del cuerpo. La imagen posterior es una proyección vertical hacia abajo desde el cuerpo.

9. La Sábana Santa no incluye imágenes de los lados del cuerpo ni de la parte superior de la cabeza.

10. Las imágenes frontal y dorsal tienen una buena resolución, quizá de unos pocos mm.

11. 11. Según la localización de la sangre en la Sábana Santa, las imágenes frontal y dorsal corresponden al lado de la tela que daba al cuerpo. Parece haber indicaciones muy tenues de la cara y las manos en el otro lado de la tela, es decir, en el exterior de la configuración envuelta, aunque esto es discutido.

12. Un hilo de lino típico contiene cien o más fibras de lino retorcidas entre sí. Las imágenes de la Sábana Santa se deben a la decoloración de las fibras sólo en las dos o tres capas superiores de fibras de un hilo, con esas fibras decoloradas orientadas hacia el cuerpo, tanto en la imagen frontal como en la dorsal.

13. Los hilos en las imágenes están decolorados en un patrón moteado, sin embargo, este patrón moteado forma las imágenes frontal y dorsal de un hombre crucificado.

14. La densidad de las pistas de iones en las fibras de la imagen es aproximadamente la misma que la densidad de las pistas de iones en las fibras sin imagen.

15. La decoloración en todas las fibras decoloradas tiene aproximadamente el mismo color, usualmente llamado amarillo pajizo o color sepia claro.

16. Una fibra de lino tiene un diámetro de unas 15 micras o micrómetros (µm = una millonésima parte de un metro), que es aproximadamente una quinta parte del diámetro de un cabello humano. La decoloración en una fibra de imagen tiene un grosor de menos de 0,2 µm, con la decoloración alrededor de la circunferencia exterior de la fibra, no decolorándose el interior de la fibra de lino. Así, en este ejemplo de una fibra de lino con un diámetro de 15 µm, el interior de 14,6 µm del diámetro de la fibra no estaría decolorado.

17. Parece haber imágenes de huesos en la Sábana Santa. Esto incluye huesos cerca de la superficie del cuerpo, como dientes, huesos en las manos y quizás en la columna vertebral.

18. Las imágenes son bidimensionales aunque contienen información tridimensional o topográfica relacionada con la distancia vertical del cuerpo a la tela en cada punto.

19. Las imágenes son imágenes en negativo, es decir, con las zonas oscuras y claras invertidas.

20. Las imágenes frontal y dorsal tienen aproximadamente la misma calidad, como si ambas hubieran sido realizadas mediante el mismo proceso.

21. La decoloración en las fibras de la imagen se debe a que algunos de los enlaces de electrones simples de los átomos de carbono se han transformado en enlaces de electrones dobles.

22. El Proyecto de Investigación de la Sábana Santa de Turín (STURP) llegó a la conclusión de que la decoloración de las fibras no se debe a ningún material añadido a las fibras.

23. Los hilos superiores que miran hacia el cuerpo crean una región no descolorida en los hilos descoloridos que están debajo de ellos, como una "sombra" del hilo superior sobre el hilo inferior.

24. Hay múltiples "puntos calientes" en el bigote que están más descoloridos que el resto del bigote.

25. Las imágenes no se vieron afectadas por el calor en el incendio de 1532 ni por el agua arrojada posteriormente sobre la Sábana Santa tras el incendio.

26. Las imágenes de varias partes de flores estaban codificadas en el lado de la Sábana que daba al cuerpo, como si se hubieran colocado flores entre la sección de la tela que estaba debajo del cuerpo y la sección de la tela que estaba encima del cuerpo.

27. Durante los experimentos STURP en 1978, se aplicaron muchos agentes oxidantes y reductores a las fibras de la imagen para determinar qué agentes eliminarían la decoloración de las fibras. Ninguno de ellos eliminó la decoloración, excepto la diimita, que eliminó la decoloración inmediatamente cuando se aplicó.

El análisis de estas 27 pruebas para desarrollar una hipótesis sobre la formación de la imagen [3] dio lugar a la hipótesis de la ráfaga de radiación colimada verticalmente (VCRB). Esta hipótesis propone que una ráfaga intensa y extremadamente breve de radiación emitida en el cuerpo formó las imágenes. Cuando las partículas cargadas de baja energía, probablemente protones, depositaron su carga en la tela provocaron descargas de corona entre el cuerpo y la tela que produjeron corrientes alternas en las fibras. Esto produjo un calentamiento extremadamente localizado que produjo la decoloración de las fibras que dio lugar a las imágenes frontal y dorsal de un hombre crucificado en la tela. La hipótesis de la VCRB se tratará con más detalle en la sección 9.

47 visualizaciones0 comentarios
bottom of page